(Selección de Josep Valls).

Heroísmo

. miércoles, febrero 06, 2008
10 comentarios

Por Mayli López. Viendo los cómic’s con mi hija y mi hijo, me percaté de algo muy interesante respecto al aspecto del heroísmo; ahora para ser un héroe o una heroína debemos de tener poderes especiales, una vida personal cargada de soledad y una personalidad doble. Si no tienes acceso a todas estas circunstancias; no puedes ser héroe o heroína. ¿Por qué? Porque el prototipo de heroísmo, indica que las personas que dan la vida por el resto están predestinadas a hacerlo; tienen en su genética el don de darse al prójimo, aunadas claro a que tienen por ahí, unas ayudas, por ejemplo fuerza superior a la humana, mejor percepción, mejores reflejos o tener algo de mutante.

De acuerdo al concepto anterior de heroísmo, un persona heroína es alguien capaz de dar su vida por otra gente, contando únicamente con el valor y la fortaleza; las leyendas cuentan de seres humanos que se las agenciaban en solventar todo tipo de suertes; contando con sus habilidades y con su inteligencia… No se diga en la vida real, la obra de tantas personas que lucharon en pro del Bien Común, y generalmente sus labores son reconocidas tarde o temprano.

Por supuesto estos seres humanos de excelentes sentimientos existen en la vida real; y no cuentan en verdad con poderes especiales, sino simplemente con usar su inteligencia, su voluntad y ejercer su calidad humana.

Yo me pregunto, si todas las personas tenemos la habilidad para darnos por el prójimo y cada ser humano tiene necesidad de los demás; entonces ¿Cuál es la necesidad de plantear que darse a las demás personas involucra que necesitas poderes especiales?

Incluso a nivel meditación, el asunto del superheroísmo con dones especiales, se crea una discriminación hacia la humanidad entera y porque si nadie es capaz de bastarle su humanidad para darse a los demás y en la vida real, cualquier ser que rompa con los patrones establecidos como aceptables es aislado. El bello ideal del ser humano ya no es tener virtudes y ejercerlas, ya no es aceptar que tiene errores para mejorarlos, sino es crear seres casi perfectos que incluso se doten de las cualidades de los animales que más admiramos para que puedan superar fronteras inimaginables. De alguna manera ¿De qué sirve ser valiente, si de todas maneras no nos hieren las armas?¿Realmente de que sirve salvar al resto si en realidad solamente estamos trabajando de manera natural a nuestros instintos?

Las personas que cuidan al mundo del Calentamiento Global, son héroes y heroínas, las personas que buscan una vida equitativa, las que cuidan de la salud de otras, las que enseñan, las que luchan en pro de la justicia, las que comunican a favor de una vida más saludable y justa, las que ven por el futuro, las que recaudan fondos, las que comunican los sucesos y hacen consciente al resto de la humanidad; las que cuidan el ecosistema, las que miran por el universo, las que con su sonrisa mejoran el día, y muchas más actividades que no menciono porque cada ser humano tiene dentro de sí una gran obra que hacer por el resto del Universo y trascender.

Según esto, la fortaleza es la virtud propia de héroes y heroínas, la prudencia es la máxima virtud; se requiere de mucha fortaleza para superarse a cada cual y trabajar el día con día en busca de la meta a lograr. Así que pienso que todos los seres que buscamos que la vida mejore, tenemos actitudes heroicas. El simple humano tiene un potencial único, es capaz de ser consciente de sí mismo y de su entorno, no solo puede ver por su raza, sino por todo el universo y eso cuando lo aplica, lo convierte en un héroe, una heroína, más grande todavía que un cómic.
Siga leyendo >>>