(Selección de Josep Valls).

La polémica de las bolsas de plástico: el mejor residuo es el que no se genera

. lunes, marzo 30, 2009
3 comentarios

Por Leticia Rebeca Gasca. Seguramente Leo Hendrik Baekeland, nunca imaginó que su invención, el plástico, fuera 100 años después de su creación un tema tan polémico.
Un simple ejemplo son las bolsas de plástico, cuyo alto impacto ambiental induce a algunos países a reducir su uso, reutilizarlas, sustituirlas por otras biodegradables, cobrarlas o incluso prohibirlas.

Es innegable que el impacto medioambiental de las bolsas de plástico es enorme. Además de las grandes cantidades de energía que se precisan para su fabricación, están compuestas de sustancias derivadas del petróleo, que pueden tardar en degradarse más de medio siglo. En el mar su impacto puede ser letal para animales como tortugas, ballenas o delfines, que mueren tras ingerirlas.

Así, un siglo después de la invención del plástico, este es un momento interesante para observar las políticas que se han adoptado en torno a las bolsas elaboradas del polémico material:

Francia. La ley de Política Agraria dispone que en 2010 todas las bolsas de plástico serán biodegradables. Asimismo, las campañas de sensibilización en este país han conseguido que se reduzca en 20% la utilización de las bolsas convencionales. Un primer paso es la bolsa Néosac, elaborada del plástico tradicional más un compuesto que la vuelve degradable. Sin embargo, su costo es entre 25 y 30% superior a las bolsas clásicas.
Italia. Las empresas Novamont y Coldiretti han llegado a un acuerdo para implantar un sistema de fabricación de plásticos biodegradables a partir del maíz y del girasol que cubra todo el proceso productivo. Sus responsables asumen que una de bolsas cuesta entre ocho y nueve céntimos de euro, frente a los cinco céntimos de la bolsa tradicional. No obstante, consideran que su precio bajará al generalizarse su uso.
España. Sphere, el primer productor europeo y cuarto mundial de bolsas de plástico, produce bolsas degradables elaboradas con fécula de papa.
Canadá. La firma Environmental Plastic Additives ha desarrollado un compuesto, denominado TDPA (Totally Degradable Plastic Additives), que permite a los plásticos convencionales volverse biodegradables. En este caso, el coste de fabricación de las bolsas es 10% mayor.
Irlanda. En el país se ha implantado el "plustax", que obliga al pago de quince céntimos de euro por cada bolsa que utilicen los consumidores.
Suecia y Alemania. El cobro de las bolsas está generalizado.
China. En el país se consumen unos 3,000 millones de bolsas de plástico al día, por lo cual ha prohibido las ultrafinas, siguiendo el ejemplo de países como Irlanda, Ruanda o Bangladesh. Además, desde el 1 de junio del 2008 ya se prohibió obsequiarlas.
Estados Unidos. San Francisco fue la primera ciudad de este país en prohibirlas. En Los Ángeles se ha optado por sustituirlas por otras recicladas y biodegradables.
Reino Unido. En la localidad inglesa de Devon las han eliminado de los establecimientos comerciales y ofrecen en su lugar bolsas de papel o de tela.
México. Hace un par de semanas se modificó la Ley de Residuos Sólidos, mediante el cual las tiendas de autoservicio, y todo establecimiento mercantil, tiene prohibido regalar bolsas de plástico a su clientela. Las reformas a la ley plantean como única excepción para que las tiendas utilicen el plástico en el empaque de aquellos alimentos o insumos que por asepsia no resulte factible el uso de tecnologías biodegradables como sustitutos.

Y aunque la creación de Leo Hendrik Baekeland ha sido uno de esos inventos que han cambiado el mundo, para ahora participar nosotros en la generación de un cambio positivo debemos recordar que el mejor residuo es el que no se genera y el reciclaje debe ser la última opción.
Siga leyendo >>>

El racismo se aprende (y se enseña)

. lunes, marzo 23, 2009
0 comentarios



“Tenemos no pocas pruebas de que el racismo y la xenofobia siguen siendo amenazas presentes y directas contra la dignidad humana. Esas prácticas tienen efectos negativos inmediatos sobre nuestra vida individual y comunitaria. Peor aún, emponzoñan el futuro”.
Louise Arbour, cuando era la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Por Leticia Rebeca Gasca. Hace 49 años, el 21 de marzo de 1960, la policía abrió fuego en el distrito de Sharpeville en Sudáfrica y mató a 69 personas que se estaban manifestando pacíficamente contra las “leyes sobre los pases” del apartheid.
Posteriormente, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó ese día, el 21 de marzo, Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial. La Asamblea instó a la comunidad internacional no sólo a conmemorar esa tragedia, sino también a colaborar para luchar contra el racismo y la discriminación racial donde quiera que se den.
Ningún país puede decir que está libre de racismo y discriminación racial. El racismo es una violación de los derechos humanos y de la dignidad humana, sin embargo es una situación que ha existido desde hace mucho tiempo y a la que hoy todavía se enfrenta millones de personas en el mundo.

En el Artículo 1 de la Carta de las Naciones Unidas se menciona como uno de los propósitos de las Naciones Unidas “el desarrollo y estímulo del respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales de todos, sin hacer distinción por motivos de raza, sexo, idioma o religión”.
En la Declaración Universal de Derechos Humanos, aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1948, se establece que “toda persona tiene los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición”
Recordemos que el racismo es un sentimiento aprendido, nadie nace siendo racista.
Justo en ese sentido fue elaborado el video, que nos invita a cuestionarnos ¿aún discriminamos, aunque no sea intencionalmente?

Siga leyendo >>>

La bicicleta más ecológica del mundo nació en África

. miércoles, marzo 18, 2009
1 comentarios

Por Leticia Rebeca Gasca. Es sorprendente conocer que más de la mitad de los recorridos que se realizan en automóvil podrían hacerse en bicicleta. Imagínese como sería su localidad si la mitad de los vehículos se cambiaran por bicicletas.
Ahora, imagine que esas bicicletas fueran piezas únicas, personalizadas de acuerdo con el peso y altura de quien la empleará, ligeras, resistentes y elaboradas mediante una producción que no contamine.
Esta bicicleta es una realidad, se trata de Bamboosero, una bicicleta creada por el diseñador Craig Calfee. Ya que está elaborada de bambú su producción no requiere de electricidad o de soldaduras y no se oxida. Asimismo, dado que el material crece en casa su huella de carbono es mínima.
Otro de los atractivos es su flexibilidad, que la hace óptima para la absorción de golpes en la carretera y tiene tres modelos: de carretera, de montaña y de carga.
Craig Calfee inició la producción en Ghana e involucró a la comunidad con el objetivo de que abran sus propias tiendas para exportación global.


Más allá, la utilización de la bicicleta como medio de transporte contribuye a mejorar la calidad de vida, es saludable y tiene numerosas ventajas:

- Es un vehículo silencioso, limpio, sano, asequible y sostenible.
- Es buena para el medio ambiente, para tu salud y para tu economía.
- Ayuda a reducir la congestión en las ciudades y a hacer el tráfico más seguro y fluido.
- Es un vehículo de movilidad muy eficaz para distancias medias y cortas.
- Mejora la salud física y mental: pedalear 30 minutos al día reduce el riesgo de infarto, combate la obesidad y combate el estrés.
- Precisa poco espacio de estacionamiento y mejora la calidad de los espacios públicos.

Sin embargo, son aún pocas personas quienes apuestan a la bicicleta como su primera opción para transportarse. El portal Mejor con Bici, propone algunos consejos para empezar a usar bicicleta:

- Diseña tu itinerario ciclista: Empieza escogiendo itinerarios que conoces bien y que son cortos y tranquilos. Elige calles estrechas, sin demasiados coches, con pocos cruces, con carriles bicicleta o zonas peatonales por dónde se pueda circular.
- Puntos complicados: Si sientes inseguridad en algún momento, por ejemplo, en rotondas o cruces difíciles, baja de la bicicleta y ve por la acera como cualquier peatón. Con la práctica adquirirás confianza para realizar todas las maniobras.
- Mejora tus habilidades: Desarrolla tus habilidades de circulación, levantando la mano del manillar para practicar la señalización de giro, mirando hacia atrás sin perder la estabilidad ni la trayectoria y cambiando marchas.
- No todos los días es lo mismo: Haz primero el itinerario durante el fin de semana, cuando la gente está más relajada. Más adelante prueba el recorrido durante la semana.
- Ten previsto el aparcamiento: Prepárate con un candado adecuado.
- Conoce tus derechos y obligaciones al conducir este vehículo.
- Para distancias largas, combina la bicicleta y el transporte público.
- Consultar: En México destaca el proyecto Mejor en Bici, que renta bicicletas en dos de las principales colonias del Distrito Federal: la Roma y la Condesa.
Siga leyendo >>>