(Selección de Josep Valls).

Malos empleos ¿en buenas empresas?

. lunes, septiembre 05, 2011
2 comentarios

Por Leticia Gasca. Ya todos nos enteramos del nuevo escándalo en el mundo de la RSE: la conocida firma textil española Zara compró prendas fabricadas por inmigrantes bolivianos y peruanos sometidos a condiciones de trabajo similares a la esclavitud.


El caso fue revelado por un grupo de periodistas que acompañaron a fiscales del Ministerio de Trabajo de Brasil que liberó a 15 personas que trabajaban en condiciones degradantes en dos talleres clandestinos de Sao Paulo y que fabricaban ropa para la empresa AHA, suministradora de Zara.
La controversia es clara: una empresa que reporta sus acciones de responsabilidad social y sustentabilidad, se ve involucrada en un escándalo de explotación laboral.
¿Cuál fue la respuesta de Zara? El grupo español Inditex, propietario de la marca, negó cualquier responsabilidad en las irregularidades y básicamente, le echó la culpa a su proveedor, ya que violó el Código de Conducta para Fabricantes. Sin embargo, las autoridades brasileñas consideran que a pesar de ello, la empresa Zara tiene la obligación de conocer a ciencia cierta cómo se están produciendo sus prendas.
El caso de Zara no es único en tu tipo, otras firmas de diversos sectores se han visto envueltas en escándalos similares, sin embargo, lo que hace la diferencia es la forma en la que se enfrenta el escándalo.
Por ejemplo, Apple encontró en la auditoría anual que realiza en todos sus centros de producción, que tres fábricas de componentes en Asia usaban mano de obra infantil. En este caso, la misma empresa descubrió la situación, la expuso a la opinión pública y tomó medidas estrictas con los proveedores.
La realidad, es que casi todas las grandes empresas subcontratan proveedores y es difícil corroborar que todos cumplen las normas laborales. Sin embargo, como explica Oxfam en su estudio “Moda que aprieta”, las empresas tienen la obligación de garantizar los derechos laborales en toda la cadena de valor como un primer paso para ser auténticamente empresas socialmente responsables, es decir, que la responsabilidad social empieza desde adentro, siendo responsables con quienes hacen posible que la empresa exista. Siga leyendo >>>

Lo bueno, lo malo y lo feo… de las microfinanzas

. miércoles, agosto 17, 2011
1 comentarios


Por Leticia Gasca. La industria de las microfinanzas empezó plagada de escepticismo, no se creía que la población de bajos ingresos fuera capaz de pagar sus deudas. Tiempo después, el premio Nobel de la Paz que se otorgó a Muhammad Yunus puso el tema sobre la mesa de las escuelas de negocios y organismos dedicados al desarrollo. En tiempos más recientes se ha empezado a cuestionar seriamente el impacto real de estas instituciones financieras en la sociedad.

El nacimiento formal de las microfinanzas se debe a Muhammad Yunus, quien cuando era profesor de economía una universidad en Bangladesh, descubrió la desatendida demanda de créditos bancarios entre la población de bajos ingresos. La banca comercial de aquel país no estaba dispuesta a prestar a grupos de bajos ingresos, así que realizó algunos préstamos con dinero de su propia bolsa. Al observar que prácticamente todas las personas a quienes había prestado le habían pagado a tiempo decidió fundar el Grameen Bank, también conocido como el banco de los pobres. Actualmente, el Grameen Bank atiende a 5 millones de clientes, la mayoría mujeres, y tiene más de 2,000 sucursales.

En los últimos años el desarrollo de las microfinanzas en América Latina ha sido extraordinario, a tal grado que las instituciones de la región cuentan con cerca de seis millones de clientes. Este crecimiento ha sido el resultado de la entrada de los bancos tradicionales al negocio y de la transformación de ONGs (Organizaciones No Gubernamentales) en entidades financieras formales.

Justamente ese es el caso de la mexicana Compartamos Banco, que dio sus primeros dos créditos como ONG en 1990. En el año 2000 se convirtió en una sociedad financiera de objeto limitado, mejor conocida como Sofol; en 2006 se convirtió en banco y un año después entró a la Bolsa Mexicana de Valores.

Sin embargo, las instituciones microfinancieras han sido criticadas incluso por Muhamad Yunnus, el creador del Grameen Bank, quien considera que en muchas ocasiones se abusa en las tasas de interés. El profesor Yunus prácticamente calificó de “tiburones financieros” a instituciones micofinancieras que, citándolo textualmente, estaban “abusando de la gente pobre”.

Las microfinancieras obtienen el dinero de la banca de desarrollo a una tasa de interés de 12 por ciento y en algunas instituciones en México lo prestan con un interés de hasta 80 por ciento. Eso explica que en los últimos seis años el número de empresas involucradas en el negocio haya pasado de 10 a más de 150, tan solo en el país. Las instituciones microfinancieras en México ya atienden a poco más de un millón y medio de personas y el monto del crédito que otorgan es en promedio de unos 700 dólares americanos.

Otra crítica común que se realiza a este negocio es que en una sociedad con una pobre cultura de finanzas personales, las microfinancieras pueden llevar a la gente a endeudarse de por vida. Es famoso el caso de una mujer en Nicaragua que tenía un pequeño negocio para el cual estuvo pidiendo diversos microcréditos, y al final quedó debiéndole a 19 microfinancieras. La realidad es que el endeudamiento puede hacer mucho más vulnerables a quienes menos tienen ya que los programas de microcrédito no hacen nada por cambiar las condiciones estructurales que crean la pobreza.

Por ello, la gran pregunta sería qué hacer para que las microfinancieras sean efectivas en la promoción del desarrollo. Sin duda, es importante empezar por impulsar la capacidad emprendedora de quienes piden un préstamo para un negocio. Otra propuesta es considerar la fusión de instituciones microfinancieras para hacer frente a los altos costos operativos.

Quizá la clave para lograr que el impacto de las microfinancieras en la población sea más positivo que negativo sea recordar que ofrecer servicios financieros a grupos de bajos ingresos es solo una pieza del rompecabezas y no debemos ceder al sistema financiero toda la responsabilidad de erradicar la pobreza.
Siga leyendo >>>

“Las grandes empresas se construyen sobre la confianza” - Tony Hayward, ex presidente ejecutivo de BP

. miércoles, julio 20, 2011
0 comentarios

Por Leticia Gasca. Irónico. Uno de los catalizadores más poderosos en la evolución de la responsabilidad social empresarial se escribe con dos letras: BP.

A lo largo de la última década, BP cultivó la imagen de empresa “verde": incluso dejó de lado el nombre que usó durante casi 60 años, British Petroleum, y promovió la percepción de ser una empresa que mejora el mundo.

Paradójicamente, en abril de 2010 la plataforma Deepwater Horizon, ubicada en el Golfo de México, explotó. El suceso, en el que murieron 11 empleados, se trata del derrame petrolífero más grande en la historia del Golfo.


Ya ha transcurrido más de un año y es posible realizar el recuento de los daños: una catástrofe ambiental difícil de remediar; pérdidas por más de 15 000 millones de euros (lo que constituye un récord para las empresas británicas), la reducción en 40% del valor de la compañía y una reputación seriamente mermada, que será difícil cambiar.

Sin duda, el suceso puso en la mira la importancia que las empresas sean buenas ciudadanas corporativas, que identifiquen y asuman su responsabilidad con el medio ambiente y la sociedad.Por ello, publiqué en la edición de julio de la revista Alto Nivel, “Ciudadanos Corporativos”, un reporte dedicado a la Responsabilidad Social Empresarial, ya que, como lo afirma Tony Hayward, ex presidente ejecutivo de BP, “las grandes empresas se construyen sobre la confianza”.

Así, si quieren entrarle a la polémica de definir qué es y no es la RSE, conocer acerca de su historia, de los retos que implica certificarla, las tendencias futuras y algunas de las prácticas más interesantes que realizan las empresas en México, busquen la revista Alto Nivel de julio o si no están en México den click aquí. Siga leyendo >>>

Cerrar la brecha digital no es garantía de desarrollo

. viernes, julio 15, 2011
0 comentarios

Por Leticia Gasca. Quienes seguimos las acciones de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) ya tenemos familiaridad con iniciativas que llevan a zonas marginadas computadoras y conexión a Internet. Sin embargo, por positivo que luzca, esto no es garantía de que la tecnología efectivamente impulse el desarrollo social. ¿Por qué?

La realidad es que en áreas rurales, así como en zonas urbanas de bajos ingresos, la gente no enfrenta únicamente una brecha tecnológica, hay también una brecha de contenidos. Es decir, que gran parte de la información que se encuentra en la red no es relevante para las necesidades reales de la población.

Ya se han documentado experiencias en todo el mundo en las cuales la gran empresa llega a una zona marginada a instalar equipos de cómputo y, a falta de una estrategia integral de RSE, la tecnología se convierte en una opción más de entretenimiento y no en una detonadora del desarrollo.

Sin embargo, hay sus valiosas excepciones. Uno de los proyectos que han acercado con mayor éxito las TICs a poblaciones de bajos ingresos es una empresa social mexicana, la Red de Innovación y Aprendizaje, mejor conocida como RIA.

Esta empresa, ya ha instalado alrededor de 30 centros de cómputo en zonas donde sus habitantes perciben ingresos menores a cuatro mil pesos, por lo que es común que mucha de su clientela prenda por primera vez en su vida una computadora en el centro de RIA.

El modelo del negocio es muy interesante, ya que por un costo muy bajo, la gente puede tomar diversos cursos, por ejemplo, de inglés, administración de negocios, e incluso es posible realizar la preparatoria, licenciatura o maestría en línea.

Otro curso que ofrece RIA, surgió como una respuesta a la alta tasa de desempleo en las zonas donde trabaja. La empresa social ofrece talleres que enseñan cómo hacer un currículum vitae, cómo buscar trabajo por Internet y consejos para lograr entrevistas laborales exitosas.

La mala noticia es que los centros de cómputo de RIA se ubican únicamente en el Estado de México, ya que fue el Gobierno de esa entidad quien aportó la inversión inicial para arrancar el proyecto.

No obstante, en los estados mexicanos de Chiapas, Guerrero y Oaxaca sólo uno de cada diez hogares tiene acceso a una computadora. Seguramente, de contar con el apoyo de inversionistas, empresas como RIA, podrían actuar como detonadores de conectividad en esas Entidades.

Y es que ya nadie puede negar que las TICs tienen un potencial enorme para impulsar el desarrollo, por lo que observarlas únicamente como agentes económicos resulta irresponsable. Afortunadamente, es cada vez más claro que las TICs, bien empleadas, tienen el potencial de lograr que miles de personas se conviertan en protagonistas de su propio desarrollo y encuentren un empleo digno o terminen sus estudios.

Es por ello que decidí abordar este tema en la sección “Controversia Responsable” que se transmitió el miércoles 12 de junio en del programa Rumbo Responsable (NoticiasMVS-102.5FM, los miércoles de 10:00 a 11:00 pm).

Si les gustaría conocer más de otras prácticas de RSE que no obtienen los resultados esperados o que incluso, generan impactos negativos, prendan su radio el próximo miércoles o escúchennos en el sitio de Internet de MVS. Siga leyendo >>>

Zacatlamanic: la tierra donde el unicel tiene siete vidas

. martes, mayo 17, 2011
0 comentarios

(Extracto del texto publicado originalmente en Distintas Latitudes)

Por Leticia Gasca. En Zacatlamanic, cuando se organiza una comilona, primero come la infancia. Se junta todo el pueblo con motivo cualquiera, que puede ir desde el Sábado de Gloria al aniversario del natalicio de Benito Juárez, y Doña Lucía, una indígena nahua que porta un vestido de colores armónicamente chillones que ella misma confeccionó y bordó, toma la iniciativa y empieza a repartir arroz, frijoles, chícharos y tortillas hechas a mano a los niños y niñas del pueblo. Más de la mitad de ellos y ellas son sus parientes en diferente grado.

Después, el grupo de mujeres reparte comida al resto del pueblo; una parte sentada y otra parada se congregan en algún espacio común (que en realidad son escasos: la capilla, la escuela primaria y la inspectoría) y almuerzan conjuntamente. En esta ocasión se han reunido alrededor de 150 indígenas nahuas, la mayoría platica entre sí en su lengua. Todo el mundo come y bebe en recipientes de unicel.

En una reciente visita de 10 días al pueblo de Zacatlamanic, ubicado en la Sierra Negra de Puebla, en México, participé en par de estas comilonas. Como resultado de esta experiencia, así como del ejercicio de reflexionar acerca del uso de unicel en zonas rurales, escribí para la revista Distintas Latitudes un texto que evalúa la economía detrás de este polémico y contaminante material.

Para leer el artículo completo sigue la liga. Siga leyendo >>>

LDM: sin miedo al plástico

. lunes, febrero 14, 2011
0 comentarios

Por Leticia Rebeca Gasca. Por norma del lugar donde trabajo (y convicción personal) siempre hago lo que tengo en mis manos para hacer uso de la menor cantidad de plástico posible, a tal grado que recientemente recibí un mail en el cual me pedían que “no le tuviera miedo al plástico”.

En el correo electrónico argumentaban que es un material durable, reutilizable, limpio y práctico. Es cierto, el problema no está en el material, sino en el mal uso que le damos.

Un excelente ejemplo de ello lo ha dado la empresa mexicana LDM, que se dedica a promover el reuso y reciclaje de objetos de plástico.

LDM, encontró que muchos de sus clientes se dedicaban al corte, proceso y comercialización de toronjas y naranjas. Para procesar toda su producción eran necesarios 4,000 contenedores de plástico. Cada contenedor contaba con capacidad para almacenar 2,000 naranjas, su vida útil era de cuatro años y su costo de 2,000 pesos mexicanos. El alto número de contenedores requería una inversión continúa en reposiciones y se generaba una gran cantidad de desperdicio.

La empresa LDM les propuso reparar los contenedores en lugar de comprarlos nuevos. Fue tal el éxito, que lograron duplicar la vida del contenedor, pasando a ocho años de vida útil. Y además le permitieron optimizar a la empresa sus gastos de inversión y reducir el impacto ambiental en un 100%.

La fortaleza de esta empresa a nivel ambiental está determinada por el uso mínimo de recursos naturales, y por la reducción y reuso de materiales, como el plástico, lo que permite disminuir la contaminación del suelo y aire, y colaborar con una cadena de valor más sustentable.

¿La moraleja? Seguiré usando la menor cantidad posible de plástico y además trataré de reutilizarlo antes de desecharlo. Siga leyendo >>>

Un viaje de cierre de año

. viernes, diciembre 31, 2010
0 comentarios

Por Leticia Rebeca Gasca. Esta semana regresé de un viaje a la ciudad de Guanajuato, ubicada a 360 kilómetros de la ciudad de México. Como en todo viaje que realizo por carretera, en lugar de dormir durante el camino, prefiero disfrutar el paisaje y observar cómo vive la gente en las diferentes poblaciones que vamos cruzando.

Siempre que hago este ejercicio y observo el campo mexicano, recuerdo los siete años que realicé trabajo social en diferentes comunidades rurales e indígenas y cómo siempre regresaba con la mente llena de preguntas.

Y no es para menos: para quien ha crecido en una ciudad, no es sencillo ponerse en los zapatos de quien vive en el campo y tener presente que las principales actividades económicas de esa población (la agricultura y la ganadería) están siendo seriamente mermadas a causa de los cambios en el clima (de lo cual, quienes habitan en zonas rurales no tienen casi nada de culpa, su huella de carbono es mínima) y de la competencia por mejores precios y grandes producciones.

De igual forma, es importante recordar que la situación de aislamiento que prevalece en muchas comunidades dificulta la búsqueda de opciones de empleo y educación, lo que transforma a la migración hacia grandes ciudades u otros países como, aparentemente, la mejor y única alternativa.

Así, mientras voy en carretera, miro por la ventana y pienso en lo anterior y en otras concusiones un poco más pesimistas. Sin embargo, no puedo dejar de reconocer que hay proyectos que han logrado avances para estas poblaciones. En 2010 tuve la magnífica oportunidad de conocer de cerca varios de estos proyectos, pero son tres los que me han dejado mejor sabor de boca:

- Chicza. Manuel Aldrete es un hombre de convicciones y muy perseverante, es de esas personas que te saca más de una sonrisa en cada conversación. Él es el responsable de haber coordinado a 46 cooperativas y sociedades de producción chiclera de Campeche y Quintana Roo, únicos estados en México que producen chicle natural. Así, cultivan, transforman y comercializan la única goma de mascar elaborada con chicle natural y orgánico en el mundo.

La empresa, llamada Chicza, surgió ya que en los años 50 la mayor parte de la materia prima del chicle fue reemplazada por productos sintéticos, sin embargo el chicle natural mantuvo su posicionamiento en ciertos mercados. Así, el consorcio chiclero optó por la creación de reservas forestales comunitarias y un programa de recuperación de suelos erosionados que en otros tiempos fueron utilizados para la agricultura.

De esta forma, la producción orgánica del chicle evita la degradación de los suelos y permite comercializar el producto a un precio preferente, lo que ha incrementado los ingresos y la calidad de vida, con la clara generación de beneficios sociales, ambientales y económicos.

- Alltournative. Es una empresa que toma el ecoturismo muy en serio, es decir, promueven únicamente viajes responsables en áreas naturales que conservan el ambiente y mejoran el bienestar de la población local. Principalmente trabajan en la Riviera Maya, en donde han involucrado a su modelo a las comunidades de la zona.
El modelo inclusivo de Alltournative ha logrado no únicamente disminuir la tasa de migración, sino revertirla. Es decir: quienes habían abandonado su lugar de origen en búsqueda de mejores oportunidades, han decidido regresar.

- Haciendas del Mundo Maya. Se trata de una Fundación cuya labor he tenido la oportunidad de conocer en los viajes que he realizado a la ciudad de Mérida, en Yucatán.

La Fundación surge motivada por una situación histórica: hace años, gracias a la producción del henequén (una fibra muy resistente que en cierta época se usó para hacer cuerdas, costales, etc) la península de Yucatán era una de las zonas más ricas de México. Cuando el henequén fue sustituido por el petróleo, miles de familias perdieron su principal fuente de ingreso, principalmente, familias que habitaban en zonas rurales. Así, la meta de la fundación es promover el desarrollo integral de comunidades rurales mayas en la Península de Yucatán.

En particular, admiro la labor que realizan de la mano con quienes han retomado artesanías tradicionales mayas. La Fundación los apoya en la comercialización de sus productos de tal forma que las personas artesanas reciben el monto total del importe de la venta de sus artesanías.

Así, cuando pienso acerca de esas comunidades rurales e indígenas que están en circunstancias desfavorecidas debido al aislamiento o a la falta de oportunidades, me gusta pensar que sí se puede hacer algo, pero que simplemente no ha surgido el espíritu emprendedor que tenga la astucia y la creatividad para poner manos a la obra. Siga leyendo >>>

Siguiente parada: Bután

. jueves, agosto 19, 2010
0 comentarios


Por Leticia Rebeca Gasca. Hace un par de días tuve la oportunidad de platicar con una amiga que apenas regresaba de un viaje a Bután. Mi primera pregunta fue, ¿y de verdad todo el mundo es feliz? Por increíble que parezca, ella me dijo que sí, que durante su estancia no notó a nadie que no reflejara paz y satisfacción.

Pero, ¿qué tiene Bután de especial? Durante un foro del Banco Mundial, el representante de aquél país afirmó que si bien su Producto Interno Bruto (PIB) no era muy elevado, en cambio, el Índice de Felicidad Bruta era altamente satisfactorio. Quienes estuvieron ahí cuentan que las burlas no se hicieron esperar.

Sin embargo, Maurice Strong, la persona que ayudó a Bután a ingresar a las Naciones Unidas, dijo en alguna ocasión que “Bután puede llegar a ser como cualquier otro país, pero ningún país puede volver a ser como Bután”.

Y no es de sorprender, se trata de el único país del mundo donde la caza y la pesca están prohibidas en todo el territorio, tampoco talan árboles y en todo el territorio solo hay tres pequeñas fábricas.

Su población es de menos de un millón de habitantes, y en la capital, Timbu, habitan tan solo 30,000 personas. No todas pertenecen a la clase media, pero tampoco hay miseria ni mendicidad. En el resto del país, cada familia tiene tierras, ganado y un telar, con lo que cubren prácticamente todas sus necesidades.

El Índice Nacional de Felicidad Bruta se alimenta de los principios budistas enraizados en la historia y cultura del país, pero su aplicación puede extenderse a cualquier región que considere la armonía como principio de organización social. Esta “filosofía de elaboración de políticas públicas” dio inicio oficialmente en 1972 gracias al rey Jigme Singye Wangchuk.

Él propuso que las políticas del país se elaborarían basadas en cuatro pilares: el desarrollo económico-social sostenible y equitativo en el que el crecimiento se transforme en beneficios para toda la población; la conservación estricta del medio ambiente; la preservación y promoción de la identidad cultural butanesa, y el buen gobierno garante de la estabilidad institucional y social sobre la que se basa la armonía de la vida cotidiana.

Desde entonces, el concepto se ha perfeccionado y ha evolucionado. Por ejemplo, Bután se abre a la globalización sólo si hacerlo contribuye al incremento de su felicidad, y hasta hace poco pusieron las tecnologías de información y comunicación al servicio del proyecto.

Y por romántico que suene, todo eso es verdad. Hoy mismo empiezo a ahorrar para visitar Bután y verlo con mis propios ojos.
Siga leyendo >>>

Ni una botella más

. lunes, junio 28, 2010
0 comentarios

Por Leticia Rebeca Gasca. Después de descubrir que México ocupa el primer lugar en consumo de agua embotellada tomé una decisión: no compraré ni una botella más de agua.

Y es que de la mano con el negocio del agua purificada se desarrolla el de la producción de botellas, que cada año arroja al ambiente alrededor de dos toneladas de plástico.

Según el último reporte de la Beverage Marketing Corporation, el consumo de agua envasada en México alcanzó los 234 litros al año por persona.

Se estima que en México 70% del líquido purificado es comercializado en garrafón y 30% en botellas individuales. Esto se tradujo en 2009, en 7,800 millones de recipientes de PET tirados a la basura. Esa cifra representa el desecho diario de más de 21.3 millones de botellas, de las cuales 80% van a parar a tiraderos a cielo abierto y sólo 20% se reutiliza. Ése es otro gran problema, ya que una botella de PET puede tardar hasta 1,000 años en degradarse.

Tan sólo en Estados Unidos, la fabricación de botellas para satisfacer la demanda de agua embotellada requiere más de 1.5 millones de barriles de petróleo anualmente, cantidad suficiente para proveer de combustible a unos 100,000 automóviles durante un año.

Adicionalmente, la extracción industrial del agua de sus lugares de origen puede provocar graves desequilibrios medioambientales y económicos, especialmente en países con problemas de sequía.

Alternativas al agua embotellada

Ya que no compraré más agua envasada, debo ser más cuidadosa al siempre traer conmigo una botella especial que desde hace años acostumbro rellenar. La idea es que sea una botella elaborada de un material resistente y cuyo interior sea fácil de lavar.

El recipiente puedes llenarlo con agua de garrafón, una alternativa más ecológica y barata que el agua en botellas pequeñas, ya que la tasa de reúso de garrafones es alta, de tal forma que se minimiza la generación de residuos.

Otra opción es instalar en casa un filtro de agua certificado por NSF Internacional, lo que indica qué contaminantes elimina. Asimismo, es importante dar mantenimiento a todos los filtros y cambiarlos por lo menos con la frecuencia recomendada por el fabricante.
Siga leyendo >>>

Inversiones millonarias, distintas motivaciones

. domingo, junio 13, 2010
0 comentarios

Por Leticia Rebeca Gasca. ¿Crees que una motivación diferente a la rentabilidad puede reunir un fondo de 4,000 millones de dólares? ¿Consideras posible que una sola organización genere 7 millones de empleos?

Si permaneces escéptico/a del potencial de los negocios para mejorar la calidad de vida de la población más vulnerable, debes conocer que el interés en el cuidado de la salud ha logrado recaudar cantidades millonarias y que una organización en Bangladesh ha creado un excelente mecanismo de generación de empleos.

De esta forma, la inversión de impacto o impact investing puede lograr impacto en una amplia gama de sectores. Algunos de los casos más exitosos son los siguientes:

- Salud: International Finance Facility for Immunization nació en 2006 y ya ha recaudado 4,000 millones de dólares para la provisión de vacunas que podrían salvar 5 millones de vidas en los próximos 10 años. Para lograrlo empleó un sistema de bonos que fueron respaldados por ocho países donantes y que son gestionados por Goldman Sachs y Deutsche Bank. Así, la urgente necesidad de procurar la salud y el bienestar ha motivado la creación de un gran número de nuevos fondos.

- Cleantech: Hace tiempo las tecnologías limpias eran terreno de inversión de unas cuantas personas. Afortunadamente, el sector ha crecido enormemente y ya llega a los 148,400 millones de dólares en nuevas inversiones en tecnologías limpias en 2007. Entre los principales fondos interesados en la tecnología limpia está Generation Investment Management, con sede en Londres, que integra la sustentabilidad en el análisis del potencial de inversión.

- Desarrollo de pequeñas y medianas empresas: BRAC, una organización no gubernamental con sede en Bangladesh, usa un enfoque de “inversión a favor del emprendimiento” para servir a la gente que vive en pobreza en una escala masiva y ha creado casi 7 millones de empleos a través de intervenciones de desarrollo en Asia y África. Su fundador, Fazle Abed ha sido reconocido con el premio “Entrepreneur for the World”.
En Sudáfrica, Business Partners International, nació como una organización que proporciona un servicio integral a emprendimientos que incluye la financiación y asistencia técnica. Ya han invertido más de 88 millones de dólares en diversas empresas, 80% de las cuales son propiedad de grupos minoritarios y mujeres.

- Microfinanzas: El mercado del microcrédito ha crecido de 4,000 millones de dólares en 2001 a 25,000 millones de dólares en 2006. Uno de los proyectos más exitosos de este sector es responsAbility, una firma con sede en Zurich que actualmente está canalizando más de 600 millones de dólares provenientes de clientes de banca privada y personas con alto patrimonio neto.
Siga leyendo >>>

Rentabilidad e impacto

. viernes, mayo 28, 2010
0 comentarios

Por Leticia Rebeca Gasca. Mucha gente aún no lo ha notado, pero el tema obligado para las personas interesadas en el vínculo entre los negocios y el desarrollo es la inversión de impacto. Pero, ¿en qué consiste?

También se le llama inversión social rentable o impact investing, aunque, al igual que en muchos sectores poco consolidados, hay muchas más formas de nombrar a lo mismo.

En términos generales, consiste en colocar capital de forma activa en empresas y fondos que generan beneficios sociales o ambientales y además son rentables para quien invierte.

La inversión de impacto agrupa a aquellas operaciones financieras realizadas por fondos de inversión que colocan grandes montos en proyectos rentables con impacto social o ambiental positivo, es decir, empresas sociales.

De esta forma, se apoyan a proyectos con o sin fines de lucro y alto impacto, con volumen de transacciones millonarias y a tasas de interés o condiciones de inversión favorables.

De acuerdo con la red ANDE (Aspen Network for Development Entrepreneurs ) existen ya casi 200 fondos dedicados a promover el crecimiento de pequeñas y medianas empresas naciendo en todo el mundo.

El mundo de la inversión de impacto ya está preparado para salir de su fase inicial caracterizada por la innovación y la falta de coordinación. Sin duda, en los siguientes meses observaremos la construcción de un mercado más especializado y en proceso de madurez.

Ahora la gran pregunta es si los recursos que serán suficientes para crear un mercado coherente que genere impacto entre los emprendedores sociales, los grupos vulnerables y el medio ambiente.
Siga leyendo >>>

Innovar la Paz

. jueves, mayo 20, 2010
1 comentarios

Por Leticia Rebeca Gasca. En la Universidad de Stanford hay un grupo que trabaja para innovar la paz; la meta es inspirar a la gente a usar el poder de la innovación para crear un mundo mucho más tranquilo. Su marco temporal: 30 años.

Y aunque, sin duda, se trata de una visión ambiciosa, BJ Fogg, el líder del proyecto, tiene la convicción de que es totalmente posible y que las nuevas tecnologías pueden crear la paz de maneras nunca antes imaginadas.

Para lograrlo, el estudiantado liderado por el profesor Fogg trabaja en grupos reducidos, con servicios de Web 2.0 (Flickr, Google Maps, YouTube) para explorar si se pueden emplear para la consolidación de la paz. La hipótesis es que las nuevas tecnologías, tales como teléfonos móviles y la web 2.0, son una gran herramienta para formar creencias y comportamientos que favorecen la paz.

Incluso, BJ Fogg creó un curso en Stanford llamado Peace Innovation (Innovación de la Paz) que invita al alumnado a generar métodos simples y confiables para medir resultados relacionados con la paz.

Para conocer más de la iniciativa puedes visitar su sitio en Internet. Además, vale la pena visitar el sitio personal de BJ Fogg. Siga leyendo >>>

El legado del pensador más influyente: C.K. Prahalad

. lunes, abril 19, 2010
0 comentarios

Por Leticia Rebeca Gasca.Tuve la oportunidad de conocer a C.K. Prahalad en junio de 2008.

Tiempo atrás había leído su libro “The Fortune at the Bottom of the Pyramid: Eradicating Poverty Through Profits” y estaba convencida, como sigo estando, del poder que tienen las empresas para combatir la pobreza.

En aquella época era coeditora de un suplemento de Responsabilidad Social Empresarial de un diario mexicano, así que en cuanto me enteré que Prahalad estaría en la Ciudad de México dando una conferencia moví cielo, mar y tierra para que me diera una entrevista.

Recuerdo perfectamente que la cita era a las 10:30 en la zona de Polanco, pero llegué una hora antes con mi libro rojo en las manos. Prahalad me recibió en una sala con sillones blancos y transformó esa entrevista en una plática increíble entre dos personas apasionadas del desarrollo. Al final, firmó mi libro.

Aquél día llevaba una lista de preguntas y una grabadora de audio. La lista de preguntas la terminé ignorando, la conversación era muy interesante como para desviarla con preguntas previamente planeadas. La grabación la borré tiempo después, pero conservo el diario del día en que se publicó mi entrevista.

El pasado sábado 17 de abril falleció C.K Prahalad, al morir ostentaba el título de “El Pensador más Influyente”, estaba convencido de que los negocios pueden cambiar al mundo. Él nos hizo pensar que si dejamos de ver a la gente que vive en pobreza como una carga crearemos productos y servicios eficientes en armonía con este mercado y sus necesidades.

Él argumentaba que las empresas multinacionales no sólo pueden ganar dinero vendiendo a la población con menos ingresos, estos esfuerzos sirven además para cerrar la creciente brecha entre los países ricos y pobres. La clave de su argumento es el enorme tamaño de este mercado, estimado en cuatro mil millones de personas.

C.K. Prahalad decía “Para mí, democracia y libertad carecen de significado si la gente no puede tomarse un helado cuando lo desea”, brindemos hoy con un helado por el legado de este gran pensador.
Siga leyendo >>>

Protección civil, responsabilidad común

. jueves, abril 08, 2010
0 comentarios

Por Leticia Rebeca Gasca. Según datos del Centro Nacional de Prevención de Desastres de México, diariamente mueren 411 personas en promedio por desastres naturales: 150,015 al año.

Esa cifra, me llevó a unirme a la brigada de protección civil de la organización donde trabajo.

En lugar de sacar a relucir nuestra paranoia en cuanto a sismos y demás desastres naturales, deberíamos darnos unos minutos para formular las siguientes preguntas:

¿Qué desastres naturales pueden suceder en esta zona y qué debo hacer ante ellos?
Si tiembla ¿hacia dónde debemos evacuar?
¿Qué debo hacer en caso de incendio?
¿Dónde está el botiquín de emergencia?

Así, al preguntar ya estamos poniendo nuestro granito de arena. Y si nadie nos puede proporcionar respuestas certeras, es nuestra responsabilidad investigar.

Antes que nada, debemos responder ¿qué es protección civil? Es el sistema que proporciona protección y asistencia ante cualquier tipo de catástrofe (entiéndase desastre) o accidente relacionado con esto, así como la salvaguarda de los bienes y del medio ambiente.

Sin duda, estar preparado contribuye a reducir el temor, la angustia y las pérdidas que acompañan a los desastres. Las comunidades, familias e individuos deben saber qué hacer en caso de incendio y dónde buscar refugio durante un tornado. De igual forma, tienen que estar preparados para desalojar sus casas y refugiarse en albergues públicos y saber cómo atender sus necesidades médicas básicas.

Más adelante les platicaré cómo ha avanzado la brigada y les daré ejemplos concretos y prácticos para optimizar la protección civil en su lugar de trabajo, en su escuela o en el hogar. Siga leyendo >>>

La franquicia social

. miércoles, marzo 24, 2010
0 comentarios

Por Leticia Rebeca Gasca. Diré una aparente locura: casi todos los grandes problemas de la humanidad han sido resueltos por alguien, en alguna parte. Lo frustrante es nuestra incapacidad para reproducir esas soluciones.

Y aunque también es importante apoyar las ideas innovadoras que pueden transformar el mundo, quizá deberíamos dedicar más esfuerzos a encontrar qué está funcionando en otros lugares, aprender de ello y adaptarlo a nuestra localidad.

Por ejemplo, qué están haciendo en otros sitios contra la desnutrición infantil, contra el desempleo, para mejorar la calidad de vida en las grandes urbes, etc. La meta sería reproducir, por ejemplo, los resultados de un exitoso programa de desarrollo social, pero no el programa al pie de la letra. No se trata de clonar organizaciones exitosas, sino de analizar de las mejores prácticas y adaptar ese conocimiento al contexto y a la cultura local.

En eso consiste uno de los conceptos que puede revolucionar la labor de las organizaciones sin fines de lucro en el mundo: la franquicia social.

Desde la década de 1920, la franquicia se ha convertido en una de las formas de organización dominante de nuestro tiempo. Hoy, 50% de las ventas minoristas en Estados Unidos se realizan en franquicias.

Si bien existen grandes diferencias entre los sectores con fines de lucro y sin fines de lucro, lo que limita la analogía, la franquicia ofrece algunas ventajas para las empresas sociales que luchan por crecer.

Quizá la mayor aportación es el valor de un programa probado. Aprovechar la experiencia y el conocimiento ya desarrollado aumenta la velocidad de ejecución y las posibilidades de obtener los resultados deseados. Sencillamente, la replicación puede reducir el riesgo de fracaso. La adopción de un modelo reconocido también puede hacer que sea más fácil atraer recursos.

Por último, en virtud de ser parte de un sistema más amplio, los programas locales pueden obtener acceso a recursos y conocimientos en áreas como la recaudación de fondos, recursos humanos, y los servicios jurídicos que pueden resultar onerosos para una sola unidad. También serán capaces de aprovechar las ideas y los conocimientos generados por otros sitios.

Una de las franquicias sociales más innovadoras en México es Daunis. Si quieren conocer más, visiten su sitio.
Siga leyendo >>>