(Selección de Josep Valls).

Protección civil, responsabilidad común

. jueves, abril 08, 2010

Por Leticia Rebeca Gasca. Según datos del Centro Nacional de Prevención de Desastres de México, diariamente mueren 411 personas en promedio por desastres naturales: 150,015 al año.

Esa cifra, me llevó a unirme a la brigada de protección civil de la organización donde trabajo.

En lugar de sacar a relucir nuestra paranoia en cuanto a sismos y demás desastres naturales, deberíamos darnos unos minutos para formular las siguientes preguntas:

¿Qué desastres naturales pueden suceder en esta zona y qué debo hacer ante ellos?
Si tiembla ¿hacia dónde debemos evacuar?
¿Qué debo hacer en caso de incendio?
¿Dónde está el botiquín de emergencia?

Así, al preguntar ya estamos poniendo nuestro granito de arena. Y si nadie nos puede proporcionar respuestas certeras, es nuestra responsabilidad investigar.

Antes que nada, debemos responder ¿qué es protección civil? Es el sistema que proporciona protección y asistencia ante cualquier tipo de catástrofe (entiéndase desastre) o accidente relacionado con esto, así como la salvaguarda de los bienes y del medio ambiente.

Sin duda, estar preparado contribuye a reducir el temor, la angustia y las pérdidas que acompañan a los desastres. Las comunidades, familias e individuos deben saber qué hacer en caso de incendio y dónde buscar refugio durante un tornado. De igual forma, tienen que estar preparados para desalojar sus casas y refugiarse en albergues públicos y saber cómo atender sus necesidades médicas básicas.

Más adelante les platicaré cómo ha avanzado la brigada y les daré ejemplos concretos y prácticos para optimizar la protección civil en su lugar de trabajo, en su escuela o en el hogar.