(Selección de Josep Valls).

La educación como base del desarrollo social

. domingo, agosto 19, 2007

Por Leticia Rebeca Gasca. Cuando Sirena, de ocho años de edad, trabajaba en una farmacia de Chiapas -uno de los estados más marginados de México, su jornada laboral terminaba a las once de la noche y en ocasiones no tenía tiempo de comer y mucho menos de jugar.

Desde que sus padres se separaron ella quedó a cargo de su madre quien además de obligarla a trabajar la maltrataba. Afortunadamente la gente de Proniño conoció su caso y realizó una demanda por explotación laboral y violencia intrafamiliar.

Proniño es un programa de acción social, implementado por Save the Children en conjunto con Fundación Telefónica. Su objetivo es contribuir a la erradicación de la explotación infantil.

El modelo se basa en la reinserción y permanencia escolar, al prolongar el horario escolar en horarios de máxima explotación laboral mediante actividades que complementen la educación formal.


Al ser un modelo de Responsabilidad Social y Desarrollo por medio del fomento a la educación, ha sido reconocido por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI).

La iniciativa además promueve el desarrollo social integral, ya que trabaja mediante un modelo de intervención escolar que comprende cuatro áreas: el niño, su familia, la escuela y su comunidad.

Proniño también realiza actividades extraescolares como un torneo de fútbol, la proyección de películas y visitas a museos.

Iniciativas como Proniño, promueven el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU. El segundo objetivo es promover la educación primaria: “velar por que todos los niños y niñas puedan terminar un ciclo completo de enseñanza primaria”.

Sin duda, una de las funciones de la Responsabilidad Social es el desarrollo social y económico, y para que éste se genere un excelente inicio es la educación en los grupos vulnerables.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece correcto y responsable tomar acciones para ayudar a niños marginados, sin embargo, no coincido del todo en cuanto a la situación, en vez de canalizar a la madre y a la niña a un centro de ayuda u orientación psicosocial se le aisle del seno familiar lo que supongo le traerá consecuencias emocionales y psicológicas, claro peor es no hacer nada.

Jesus Arias dijo...

Es una pena la situación de muchos niños sin acceso a la educación y a la cultura. Creo que todo lo que se haga al respecto es beneficioso.