(Selección de Josep Valls).

Se promueve el emprendimiento en mujeres campesinas

. jueves, septiembre 20, 2007

mujer campesinaPor Leticia Rebeca Gasca. "Mujeres contra la Pobreza" es un concurso que desde hace años celebra en los países andinos el FIDA, el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola. Elige las mejores experiencias de microempresas rurales encabezadas por mujeres campesinas.
Por ejemplo, la Sra. Amalia Calamani de Quispe, del altiplano de Bolivia, fué galardonada con un premio en efectivo en el concurso Creatividad de la mujer en el medio rural, otorgado por la fundación Cumbre Mundial de la Mujer (Women’s World Summit Fundation, WWFS) de Ginebra, Suiza.
Amalia es responsable de ventas de Alpaquita Andina, que es una organización campesina que produce charque y productos derivados de la lana de alpaca. Su principal centro de comercialización es La Paz.
Esta organización mezcla técnicas ancestrales y modernas en la elaboración de sus productos, que ahora son una fuente complementaria de los ingresos familiares y un medio de acceso a recursos de producción y consumo para un grupo e mujeres rurales pobres.

Ha sido por su trabajo distinguido que Amalia fue nominada por la Oficina de Enlace de Bolivia del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola, FIDA.
El objetivo el FIDA consiste en combatir el hambre y la pobreza rurales en los países en desarrollo a través del mejoramiento de la producción alimentaria y de la nutrición de los grupos de bajos ingresos.
El Fondo otorga financiación directa en forma de préstamos y donaciones y moviliza recursos adicionales para sus proyectos y programas en condiciones favorables para elevar el nivel de producción agrícola, las perspectivas de empleo, nutrición y distribución del ingreso a nivel local.
El FIDA se financia con las contribuciones voluntarias de los gobiernos, las contribuciones especiales, el reembolso de los préstamos y los beneficios de las inversiones. Además, apoya el emprendimiento en las comunidades rurales.